ECONOMIA CIRCULAR EN LA MODA

Fecha

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter

¿Qué es la economía circular?

La economía circular es el sistema productivo que tiene por objetivo reducir tanto la entrada de los materiales como la producción de desechos, cerrando los «bucles» o flujos económicos y ecológicos de los recursos.

Teniendo en cuenta esta definición, la economía circular básicamente consiste en utilizar las materias primas estrictamente necesarias, generar la menor cantidad de residuos en la producción y crear prendas y complementos que tengan una fácil reutilización alargando su vida útil.

Según estoy escribiendo el párrafo anterior, no puedo evitar que me vengan a la mente las imágenes y recuerdos de nuestras madres y abuelas.

(la abuela cosiendo)

Tenían poca ropa porque tenían pocos recursos y porque las telas y elaboración eran más costosas.

La mayoría se la hacían a medida ellas mismas (si sabían coser), o la costurera/modista del barrio.

Sabían lo laborioso que era confeccionarla, siempre dejaban un margen generoso de tela por si se engordaba (poder sacar de los lados) o por si se crecía (poder sacar del bajo). Si se cansaban del largo de la prenda, metían hacia adentro y no solían cortar la tela, porque si después lo querían más largo podían volver a sacarlo.

Estas prendas solían pasar de madres a hijas, de hermanos a primos, etc… hasta que ya no nos la podíamos poner y se usaba para trapos. Yo recuerdo haber llevado ropa de mi hermana mayor.

La economía circular como podemos ver no es un “invento actual”.

Por eso es importante echar una mirada atrás y aprender cómo se hacían antes las cosas, esto no significa no evolucionar, ni prescindir de la tecnología, significa utilizar ésta de modo razonable y evitar en lo posible comprar lo que llamamos “fast fashion” (Moda de usar y tirar)

El modelo de producción lineal y el fast fashion

El modelo de producción de la industria textil actualmente funciona bajo el sistema de producción lineal.

Produce ropa, los consumidores la compran, la usan y finalmente la desechan sin que esa ropa vuelva a entrar en el circuito de producción.

(Toneladas de ropa tirada)

La crítica principal radica en el modelo lineal “producir-usar-tirar”, todavía predominante, que da lugar al concepto de “moda rápida”, una industria que cada año genera 1.200 millones de toneladas de emisiones de efecto invernadero, entre otros impactos.

Irene Calvo es una empresa comprometida con el medio ambiente, en la que más del 90% de los tejidos y materiales que utiliza en sus diseños son reutilizables y con la certificación internacional Eco-free en sus procesos de fabricación.